La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha declarado la situación de alerta por un vertido de un líquido corrosivo que se ha producido en la mañana de este jueves en la carretera de Tahíche, la cual se encuentra cortada al tráfico desde las 10 horas.  Según ha explicado el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias, el accidente tuvo lugar en una de las rotondas de la vía, cuando a un camión se le cayó a la vía un bidón de 1.000 litros de hidrocloruro de aluminio. Al tratarse de una sustancia que puede ser peligrosa para la salud, los bomberos procedieron a cerrar la vía en ambos sentidos. Y es que aunque el líquido cayó solo en una parte de la rotonda, el paso de los coches que iban detrás del camión provocó que el mismo se extendiera a lo largo de la carretera.

El Consorcio de Emergencias afirma que “no hay peligro”

No obstante, desde el Consorcio de Seguridad y Emergencias han afirmado que “no hay peligro” ya que, además de haberse cerrado al tráfico la vía, señalan que por suerte el vertido se ha producido en un lugar al aire libre y no en un espacio cerrado, donde sí hubiera resultado tóxico. Además, afirman que es un líquido que “reacciona al calor”, por lo que también ha reducido el riesgo el hecho de que este jueves no se estén registrando altas temperaturas en la isla. Según han indicado desde el Consorcio de Seguridad y Emergencias, se ha llamado a una empresa de gestión de residuos peligrosos para limpiar la carretera, aunque en el lugar también se encuentran los bomberos, que se están a la espera de que la empresa especializada culmine su trabajo para echar agua a presión en la vía y poder abrirla al tráfico.

Redacción: La Voz de Lanzarote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here